AccueilAccueil  MembresMembres  GroupesGroupes  S'enregistrerS'enregistrer  Comment participer ?Comment participer ?  ConnexionConnexion  

Partagez | 
 

 Fragmento #3 – Obligad

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas 
AuteurMessage
Dénébola

avatar


MessageSujet: Fragmento #3 – Obligad   05.01.09 15:21

Jueves, 14 de Febrero de 2008
En Valparaíso

Me levanté triste, porque soñé con Gabriel. Nos volví a ver sonrientes y juntos. Así cómo cuando éramos una pareja fantástica e irreal.
Era tan verídico el sueño, que incluso pude oler el aroma de su cuello y sentir la suavidad de su piel. Cuando desperté, pensé que todo había sido cierto y lo busqué en la cama. Gabriel es tan flaco que a veces se me perdía entre las sábanas y luego lo encontraba en posición fetal en bien escondido al fondo de la cama. Pero no estaba y ahí me asaltó la pena. Recordé que hace seis meses que ya no era mío. Seis meses en los que no he sabido nada de él.
Es el “Día de los enamorados” y en la oficina no faltan las colegas que andan con la rosa roja en mano. Algunos andan con esa cara de idiotas que te deja el amor, y otros, con la sonrisa forzada, pretendiendo que aquí no pasa nada.
Yo tengo pena. Mucha. No puedo sacarme de la cabeza a Gabriel. Hacía tiempo que no lo recordaba. Medio año no pasa en vano y por largas semanas e intentado ponerle punto final. Después de todo, se marchó y podría estar muerto o haberse mudado a Japón y yo no lo sé.
- Tienes cara de enferma. ¿Te vas a morir, Margarita O.? – pregunta Washington Torres. Apareció por detrás, siempre sigiloso y con esa expresión triunfante con la que le habla a las mujeres.
-No me jodas. No ando de humor – contesto sin mirarlo.
- Tú nunca andas de humor, así que puedo joderte cuando quiera- dice y me deja un bombón de guinda sobre la pantalla del computador. Me guiña el ojo izquierdo- Endulza tu día, y acepta mi invitación para almorzar juntos-
- ¿Qué invitación? - digo nerviosa. Noto que otros periodistas nos están mirando.
- Vamos, anímate y vamos a comer. Así estos huevones tendrán un rumor para comentar en el día y dejarán de hablar sobre sus enamoradas vidas – dice.
No respondo y ni siquiera me atrevo a mirarlo. No sé porqué me he puesto tan roja. Estoy segura que parezco un tomate. Un tomate rojo y nervioso. Muy nervioso. Washington Torres lo sabe y por eso se ríe coqueto. Sus ojos castaños tienen una mirada penetrante y a ratos inquietante. Lo que haga o deja de hacer fuera del diario es un misterio. Yo soy la colega con la que más habla y hay que decir que no podría contar mucho sobre él.
No sé si aceptar. Tenía pensado lloriquear todo el día en el baño, y atormentarme con los recuerdos de Gabriel. Escuchar mil veces las canciones de Incubus para recordarlo y pensar en esas veces en las que el amanecer nos sorprendió mirándonos como un par de bobos.
- Ok, no te invito a nada- dice y se va. Lo veo alejarse y sin saber por qué me levanto de la silla y grito fuerte: ¡Washington! Él se voltea y yo, más roja que nunca, le hago una seña para que se devuelva.
- Vamos al Kabbalah, ¿te parece? – la cara me arde y estoy sudando entera. Todos miran y cuchichean. Él sonríe y vuelve a guiñarme el ojo izquierdo. No dice nada y se va. Me siento terriblemente avergonzada y no comprendo por qué lo hice. Pienso en Gabriel. No puedo – ni quiero- dejar de pensar en él.
Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
 
Fragmento #3 – Obligad
Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut 
Page 1 sur 1

Permission de ce forum:Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Etoiles d'Encre :: Foro español :: ARCHIVOS :: Archivos :: Margarita-
Sauter vers: