AccueilAccueil  MembresMembres  GroupesGroupes  S'enregistrerS'enregistrer  Comment participer ?Comment participer ?  ConnexionConnexion  

Partagez | 
 

 Fragmento #84 - A tal día de hoy

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas 
AuteurMessage
Alnilam

avatar


MessageSujet: Fragmento #84 - A tal día de hoy   19.04.09 17:39

Sábado, 18 de Abril de 2009
En Sevilla

Qué agradable sensación la de tener a una chica, comprensiva, amable, cariñosa y por si fuera poco, una gran amiga de la infancia. Ya que no creo que existan auténticos novios a los cinco años. Aunque si puedo recordar la quemazón que me produjo, en lo más hondo de mí, el hecho de su marcha a Montequinto. Perdí todo contacto con ella y ahora, está delante mía, con una sonrisa arrebatadora y una carita de niña buena entrañable. Es agradable saber que si caes hay alguien dispuesta a escucharte. ¡Vicky!
- Vamos, "Spy Hard", se nos hace tarde.
- Sí, señor. - Veo que tiene un flamante Alfa Romeo 147, no puedo resistirme a la tentación. - ¿Vamos a salir a carretera?
- No.
- Pues aparta tu trasero, conduzco yo.
- Este es mi "James"
Vicky me indica por dónde tengo que tirar y en poco tiempo llegamos a nuestro destino. Un restaurante en el centro. No está mal.
- Jaime, eres mi invitado, así que no escatimes en gastos.
Cuando llega el camarero ella pide primero.
- Tomaré pez espada con ensalada y chipirón a la plancha.
- Lo mismo, pero, ¿sería posible tomar crema de ostras?
- Por supuesto, señor. ¿De beber que tomarán?
- Yo quiero vino tinto.
- Para mí que sea blanco. - Repongo yo.
El camarero se marcha. Ella se ríe.
- ¿Qué te hace tanta gracia?
- Tu naturalidad. Estás en uno de los mejores restaurantes, de los más caros y te comportas como si fueses el rey.
- Ya sabes lo que dicen del cliente... Siempre lleva razón.
- Sigues siendo el de siempre. ¿Aún ves pelis de James Bond?
Sonrío.
- ¡Dios! No me lo puedo creer, ¿todavía? Si la primera la viste conmigo...
- Moonraker. Un domingo por la tarde, en la sobremesa de Canal Sur.
- Pero a que a ti también te gustaba el rollo ese de ser una agente secreta y de sobar a Bond.
- A mi James Bond. - Me corrige ella.
Traen las bebidas.
- ¿Qué tal te ha tratado la vida en todo este tiempo?
- Con sus más y con sus menos. - Alzo la copa. - ¡Salud!
- Por nosotros.
- ¿Y a tí?
- Bueno, supongo que igual que tu.
- ¿Algún novio?
- No. A mi nadie me quiere. Y aunque encontrase a una persona que me quisiera...
- Nunca sabrías cuánto te quiere realmente. Sí, a mi me ocurre lo mismo.
Traen los platos de la dama.
- Cuéntame Jaime, ¿qué ha sido de ti?
Mientras cenamos le cuento algunos detalles básicos de mi vida. Lo suficiente como para que no se aburra, hasta llegar a la muerte de Sara. Alma no merece ser nombrada esta noche.
- ¿Y el barrio? ¿Sigue igual?
- Igual, curiosamente, ayer cuando llegué a casa y cruzé las calles del barrio, me estaba asombrando de la cantidad de cosas que me han pasado en ese barrio. Creo que no te das cuenta de cómo pasa el tiempo hasta que alguien te recuerda los helados que Julio me tenía reservado cada vez que entrábamos en el bar, la primera pelea, el primer amor, los cumples en tu casa y en la mía, el trampolín.
- No jodas que te acuerdas de lo del trampolín.
Entre risa y risa buenos momentos de nostalgia. No somos tan viejos, pero ciertamente, hemos vivido una época, de la cual solo nos queda lo mejor en el corazón.

Terminamos de cenar y nos vamos a un pub, al amparo de cubatas y cafés. Llevamos cuatro horas juntos y las ganas de separarnos no se extinguen, tenemos ganas de más. Es increíble la cantidad de cosas que estoy compartiendo con ella, hacía mucho tiempo que no estaba así con una mujer. Ella es una diosa, un ángel caído del cielo con la firme misión de salvarme. Una condena a muerte y ella se dedica a hacerme soportable el trance. Pero no importa, me encanta que sea ella. La corbata no era una mala elección esta noche. Alma se cruza en mis pensamientos, y por un instante mi corazón se entristece; pero pienso en la escena del cementerio y asunto arreglado. Ella perdió su oportunidad, ahora es mi turno.
- Jaime... ¿Quiéres venir a casa?
- Yo... No sé si debería.
- Por favor. - ¿Percibo una súplica en sus ojos? - Pasa la noche conmigo.
- ¿Por qué no?
- Voy al baño, paga las copas y vámonos de aquí. Quiero hacerte el amor. Por favor, Jaime.
La beso con intensidad en los labios y la dejo escapar. Me acerco a la barra y pago la cuenta. El barman, que seguro que ha escuchado la conversación, me sonríe.
- En la entrada del cuarto de baño tengo condones.
- No te preocupes. Los fuegos artificiales corren de su cuenta.
Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
Nekkar




MessageSujet: Re: Fragmento #84 - A tal día de hoy   20.04.09 23:16

Jaime lo ha triunfado...
Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
Alnilam

avatar


MessageSujet: Re: Fragmento #84 - A tal día de hoy   25.04.09 20:43

No todos los triunfos se pueden celebrar!!!
Revenir en haut Aller en bas
Voir le profil de l'utilisateur
Contenu sponsorisé




MessageSujet: Re: Fragmento #84 - A tal día de hoy   

Revenir en haut Aller en bas
 
Fragmento #84 - A tal día de hoy
Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut 
Page 1 sur 1

Permission de ce forum:Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum
Etoiles d'Encre :: Foro español :: ARCHIVOS :: Archivos :: Jaime-
Sauter vers: